×
Por
AFP-Relaxnews
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
30 ago. 2022
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Serena Williams, una figura de la talla de Beyonce o Michelle Obama

Por
AFP-Relaxnews
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
30 ago. 2022

Serena Williams, la icónica estrella del tenis está a la misma altura que Beyonce, Oprah Winfrey o Michelle Obama como fuente de inspiración y modelo a seguir para las mujeres negras de Estados Unidos.


DR


Su prodigiosa carrera (23 títulos de Grand Slam en 27 temporadas), que podría llegar a su final tras 40 años después del US Open, que comenzó el pasasdo martes, le ha abierto innumerables puertas, empujando en muchos ámbitos el límite de lo posible.

Serena comparte su formidable destino con su hermana mayor Venus, impulsadas por su padre, Richard, quien vio en ellas "los próximos dos Michael Jordan del tenis femenino". Es el destino de una niña que creció en la década de 1980 en Compton, entonces una guarida de pandillas de Los Ángeles, donde lo que la rodeaba a diario eran balas que pasaban silbando y no bolas de tenis.

Algo más que suficiente para despertar la vocación en otros: “Crecí viéndola jugar. Ella es la razón por la que juego al tenis”, confiaba recientemente Coco Gauff, afroamericana de 18 años, finalista del último Roland-Garros.

Serena ha demostrado, como antes hiciera Arthur Ashe en el tenis masculino o Tiger Woods en el golf, que es posible que los negros encuentren un lugar en estos microcosmos de los blancos, a pesar de los muchos obstáculos, para dominar mejor e incluso revolucionar la disciplina.


El mundo del espectáculo, la moda y la cultura pop



"Como jugadora de tenis negra, me veía diferente. Hablaba de manera diferente. Me vestía de manera diferente. Servía de manera diferente. Pero, cuando entraba en la cancha, podía enfrentarme a cualquier persona”, explicaba Williams hace unos años.
Y Serena no dudó en declinar su éxito en otros ámbitos.

Serena se ha convertido en una empresaria consumada (Forbes estima su fortuna en 260 millones de dólares), haciendo del mundo del espectáculo, la moda y la cultura pop otros campos de juego que la han convertido en una estrella aún más reconocida, y son todas plataformas de expresión en las que ha dejado su huella.

Se destacó en el sencillo "Sorry" de Beyonce del 2016; estrellas del hip hop y R'n'B, desde Kanye West hasta Drake y Snoop Dogg, la han mencionado en sus canciones; hizo una aparición en la popular serie Law & Order, pero también, aún más de culto, en Los Simpson junto con Venus; Jimmy Fallon la ha invitado varias veces a su Tonight Show en NBC, y HBO le ha dedicado una serie, titulada "Being Serena".

El año pasado, la editorial DC Comics la convirtió en una de sus superheroínas, "Wonderous Serena", en un cómic titulado "Serving Up Justice", reservado para formato digital. Justicia a la que sirve de la mano de Wonder Woman.


Derribando barreras



En cuanto a codearse con los "grandes" de este mundo, no se queda atrás. Tan cercana a la pareja Obama como a Meghan Markle, quien la invitó a su boda principesca con Harry, cuando no está rodeada de sus pares famosos, se la puede encontrar en alguna alfombra roja, incluida la de los Óscar de este año. Por supuesto, Hollywood evidentemente no dejó de elogiar a "King Richard", la historia de las hermanas Williams y su padre, y galardonó a Will Smith con una estatuilla.

Serena también ha sido portada de revistas, como Vanity Fair, con una foto de ella casi desnuda, embarazada de siete meses, tomada por Annie Leibovitz, o Vogue, a quien anunció este verano que había comenzado la cuenta atrás para su jubilación.

También ha hecho suyo el mundo de la moda, participando en desfiles de las Fashion Weeks, hasta el punto de haber sido la "musa" del diseñador Virgil Abloh.

Moda que nunca ha dudado en llevar a las canchas, con su histórico patrocinador Nike, fanática de los enterizos ajustados y otros atuendos originales, aunque eso signifique romper las reglas y generar críticas, por no hablar de convertirse en blanco de ataques sexistas y racistas.

Serena Williams siempre ha sido una feroz luchadora en las canchas, pero también fuera de ellas, aprovechando su notoriedad para apoyar los movimientos "Black Lives Matter" y "MeToo" o denunciar las desigualdades salariales entre hombres y mujeres.

Esto le valió un sentido homenaje de Michelle Obama: "Serena, gracias por todo lo que has hecho para derribar barreras y ser una luz positiva en este mundo. Te hemos visto llevar la corona de la grandeza con humildad de género, gracia e integridad, a las que todos podemos aspirar".
 

Copyright © 2022 AFP-Relaxnews. All rights reserved.

Tags :
Moda
Deporte
Gente