×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
10 nov. 2022
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Renzo Rosso (OTB): "Tenemos que ayudar a las pequeñas empresas de moda, no necesariamente adquirirlas"

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
10 nov. 2022

Durante su intervención en la Fashion Summit Pambianco-PwC anual, el jefe de OTB, Renzo Rosso, no dejó de arremeter, por decirlo suavemente, contra los grandes grupos y marcas que vienen del extranjero a "adquirir" la cadena de suministro de la moda italiana.
 

Renzo Rosso en la Fashion Summit Pambianco-PwC - Photo: FNW/Laura Galbiati


"En nuestra opinión, hay que apoyar a las pequeñas empresas y a los talleres artesanales de otra manera. Trabajamos con un sinfín de empresas muy pequeñas, con las que hemos creado vínculos muy estrechos, proporcionándoles formación, apoyo tecnológico que una microempresa no puede permitirse, todas las herramientas necesarias para aspirar a la sostenibilidad, que es muy compleja y costosa, hasta el apoyo financiero a través de nuestro programa Cash, que tiene tasas mucho más bajas que los bancos", explicó Rosso.

"Antes que adquirir una empresa, prefiero ayudarla de esta manera, manteniendo a los empresarios que la crearon con su trabajo y pasión al frente", expresó.

 
El empresario destacó el tamaño y la composición del grupo OTB, no sin un justificado orgullo y una pequeña nota polémica: "No entiendo cuando leo que no hay un gran grupo de moda en Italia. Somos un grupo real y propio que ha centralizado todas las funciones para hacer sinergia y está construido para dar el máximo apoyo a las empresas que lo componen, en términos de servicios y consultoría. En 2021 facturamos 1500 millones de euros y este año alcanzaremos los 1800 millones. Apuntamos cada vez más alto: aparte de Diesel, todas las demás son marcas de lujo, algunas de las cuales crecen a un ritmo del 30-40 % anual. El sector del lujo va bien, pero también necesitamos las reaperturas en China, que representará el 50/55% de las ventas de lujo en los próximos años".
 
Hay un capítulo aparte para Diesel, que Rosso describe como "una de las 7-8 marcas más codiciadas del mundo en estos momentos. En los últimos dos o tres años hemos hecho algo que muchos temen hacer: hemos recortado unos 400 millones de facturación para posicionar la marca hacia arriba. Todavía queda mucho trabajo por hacer, pero una vez que esté terminada Diesel será una empresa increíble, capaz de facturar miles de millones; quiero que se convierta en una alternativa al lujo, un verdadero lujo casual".
 
En cuanto a la sostenibilidad, el empresario dijo que, después de Diesel, todas las demás marcas del grupo también empezarán a introducir prendas equipadas con RFID para garantizar la máxima trazabilidad a los clientes. En cuanto al canal online, Rosso (que fue uno de los primeros socios de Yoox) ha recordado cómo Diesel fue la primera marca en Europa en abrir su propio e-commerce en 1996: "Vendíamos 16 pares de vaqueros al día", recordó sonriendo.

"Hoy ya no podemos prescindir de la dimensión digital, que será cada vez más grande, pero seguirá avanzando en paralelo al universo físico", añadió.
 
Sobre si el grupo OTB podría abrirse a otros sectores en el futuro, Rosso comentó: "Estamos probando con las gafas y me gustaría entrar en la belleza, pero es un mundo muy complejo. Con nuestro holding familiar Red Circle estoy llevando a cabo muchos proyectos, me fascina el mundo de la hostelería, el vino y la comida ecológica. Mi objetivo para el futuro es que todo esto pueda converger algún día en un único holding".

Respecto a una posible salida a bolsa de su empresa, el empresario anticipó: "Sin duda estamos trabajando en una futura salida, también para apoyar el relevo generacional y ayudar a la familia a gestionar todas estas empresas, que no es nada fácil".

Copyright © 2023 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.