×
Publicado el
31 may. 2022
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Puig se hace con una participación mayoritaria de Byredo

Publicado el
31 may. 2022

La compañía de moda y belleza española vuelve a sacar la cartera. Después de haber desembolsado 1000 millones de dólares en la compra de la firma británica Charlotte Tilbury a mediados del año 2020, Puig vuelve a apostar por las propuestas de maquillaje y cosméticos con la adquisición de una participación mayoritaria de Byredo, la marca de lujo sueca fundada por Ben Gorham en el año 2006. Contactados por FashionNetwork.com, ni el grupo ni la firma han revelado la suma total a la que ha ascendido operación. 


Byredo


Los rumores sobre la posible venta de la firma nicho de fragancias y cosméticos circulaban desde hace días. Pero si bien diversos medios apuntaban al gigante francés L'Oréal como posible comprador, la empresa familiar catalana Puig ha logrado hacerse con la puja final. Según ha detallado la compañía a través de un comunicado oficial enviado este martes 31 de mayo, tanto Ben Gorham como la empresa londinense Manzanita Capital (que aglutina las marcas de belleza premium Diptyque, Malin+Goetz, Space NK y Susanne Kaufmann) se mantendrán como accionistas minoritarios. Asimismo, el fundador de Byredo continuará liderando la creatividad del proyecto bajo el rol de "chief creative officer".

"Estamos encantados de dar la bienvenida a Byredo, ya que refuerza a la perfección el propósito de Puig de potenciar la confianza y la personalidad propias de las personas y cuenta con un compromiso fuerte y consciente en la agenda ESG. Puig aportará su experiencia y recursos al desarrollo de esta marca única, que representa el lujo moderno con una fuerte conexión con el consumidor", ha celebrado el presidente y consejero delegado de Puig, Marc Puig. "Esta nueva adquisición marca un nuevo hito clave en la ambición de Puig de desarrollar un negocio con una sólida cartera de marcas con propósito", ha añadido el máximo dirigente de la empresa catalana. Fuentes del sector evalúan la transacción en alrededor de 1000 millones de euros.


Ben Gorham, fundador de Byredo - Puig


Por su parte, Ben Gorham ha subrayado el "crecimiento constante y significativo en los últimos 15 años" de la marca fundada en Estocolmo. Y ha señalado: "La experiencia de Puig con marcas lideradas por sus fundadores en el ámbito de la belleza y la moda nos ayudará a desarrollar todo nuestro potencial en múltiples categorías. Puig ha demostrado un enfoque competitivo y disruptivo para construir negocios, muy afín a la cultura de Byredo".

Un universo creativo inicialmente impulsado con una única fragancia que, a día de hoy, cuenta con una completa oferta de productos de belleza y accesorios, a la venta en 55 mercados. Con productos posicionados en un segmento premium, con perfumes entre 140 y 245 euros o paletas de maquillaje a 62 euros, Byredo registró un aumento del 63 % interanual con una facturación de 119 millones de euros en 2021. Una cifra que prácticamente dobl ósus ventas de 62 millones de euros registradas en 2019, antes del estallido de la pandemia.. El pasado mes de marzo, la marca colocó a Lucia Pica, responsable global de maquillaje de Chanel, al frente de la codirección de la imagen y creación de sus productos de maquillaje.


Marc Puig, presidente y consejero delegado de Puig - Puig / Toni Mateu


Asimismo, el consejero delegado de Manzanita Capital, William Fisher, ha insistido en el "orgullo" de que Byredo encare una nueva etapa de la mano de "otra empresa familiar de propiedad privada que comparte nuestra pasión por construir marcas excepcionales". A lo largo de los últimos años, la compañía británica ha igualmente vendido participaciones mayoritarias en otras firmas como Eve Lom, Kevyn Aucoin y Lipstick Queen. Además, la empresa también ha llevado a cabo inversiones en fase inicial, como Cult Beauty, Glossier y A-Frame.

El músculo inversor de Puig



La empresa catalana no ocultaba sus ambiciones de seguir completando su portfolio cuando, coincidiendo con la presentación de sus resultados financieros anuales el pasado mes de abril, anunció su voluntad de continuar con “la búsqueda de oportunidades que coincidan con los objetivos estratégicos de la compañía”. Una clara declaración de intenciones que llegaba tras la adquisición de la marca china de perfumes Scent Library, en septiembre de 2021. Solo dos años antes, Puig adquirió participaciones minoritarias en la colombiana Loto del Sur y la india Kama Ayurveda.

Actualmente, la empresa fundada en Barcelona en 1914 opera tanto en el ámbito de la moda como en las categorías de fragancia, maquillaje y dermocosmética, con firmas como Apivita, Uriage y la "joint venture" en Isdin. Su cartera de marcas cuenta con firmas de renombre como Carolina Herrera, Nina Ricci, Paco Rabanne, Jean Paul Gaultier, Dries Van Noten, Penhaligon’s y L’Artisan Parfumeur; además de licencias como Christian Louboutin y Comme des Garçons Parfums; o fragancias "lifestyle" como Adolfo Dominguez, Antonio Banderas, Shakira y Benetton.

En el último ejercicio 2021, la compañía presente en 150 países se recuperó tras el golpe de la pandemia, aumentando su facturación un 27 % con respecto a 2019 hasta 2585 millones de euros.en 150 países. Asimismo, Puig anticipó sus objetivos de crecimiento. Este mismo año, el conglomerado pretende alcanzar ventas de 3000 millones de euros y un Ebitda de 500 millones de euros. Unos objetivos ante los que la sociedad prevé potenciar el negocio digital, impulsar su crecimiento en Asia y apostar por la diversificación de las categorías de maquillaje y dermocosmética.
 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Tags :
Lujo
Otro
Negocios