Natacha Ramsay-Levi (Chloé): "No estamos en un momento sutil ni poético"

Natacha Ramsay-Levi, la directora creativa de 39 años para el prêt-à-porter, la marroquinería y los accesorios de Chloé (grupo Richemont) desde 2017, fue la protagonista del trigésimo cuarto Festival Internacional de Moda y Fotografía de Hyères, donde presidió el jurado de la competencia de moda. Durante la ocasión, FashionNetwork.com habló con la diseñadora sobre la creación, por supuesto, pero también sobre la evolución del oficio de diseñador, el mercado del lujo actual y sus proyectos en Chloé.


Natacha Ramsay-Levi - © Emile Kirsch / JPPM

FashionNetwork.com: Después de Studio Berçot, trabajó 15 años con Nicolas Ghesquière, de quien fue la mano derecha en Balenciaga, y después en Louis Vuitton. ¿Cómo enfrenta este nuevo capítulo en Chloé?

Natacha Ramsay-Levi: Cuando hice mi primera colección, quise hacerla un poco como una carta de amor a todas las cosas que amo de Chloé. Así que había una serie de pequeños capítulos: vestidos pictóricos, que hacían referencia a la obra de Karl Lagerfeld, bordados ingleses en referencia a Phoebe Philo y así sucesivamente. Todo lo que había identificado como la esencia de Chloé. Esta colección fue un índice para mí; luego pude abordar el capítulo 1, el capítulo 2, etcétera. Ya son cuatro colecciones en dos años, ocho contando las precolecciones.

FNW: A partir de ahí, ¿cambió la oferta femenina de Chloé con su toque personal?

NRL: Sí, porque creo que solo se puede hacer este oficio con sinceridad. Pero no se trataba de revolucionar a Chloé, sino más de hacerla evolucionar. Solo puedo hacerlo con lo que pienso y con lo que soy.

FNW: ¿Qué le aportó de diferente a la oferta femenina de mujer Chloé?

NRL: La estructura, una oferta de sastre con el retorno a la fabricación a medida y, quizás, una fuerza un poco más sólida. Eso es lo que me dicen. Brindé una estética a la vez sofisticada e indiferente, un equilibrio entre una mujer delicada y fuerte, porque no creo que se pueda ser simplemente delicada. Necesitamos ambos aspectos.

FNW: Ha desarrollado el tema de la feminidad a través de las joyas, los estampados y los detalles. ¿Por qué?

NRL: Todo comenzó con una pequeña figura cicládica, que data del cuarto milenio antes de Cristo, un torso con muslos. Lo estoy haciendo desde el principio. Como Chloé es una marca ultrafemenina, me gustó la idea de que la mujer también había sido un tótem sagrado y, por lo tanto, que se usara como un grigri, como un amuleto o un objeto para llamar la suerte. Algunas personas usan cruces, a mí me parece una buena idea llevar una mujer. He desarrollado este concepto en joyería, cajas de cerillas; se ha convertido en un modelo recurrente. Y luego desarrollé otros mensajes de este tipo. La feminidad viaja de temporada en temporada, a veces en joyería, a veces en estampados, a veces en bordados.

FNW: ¿Ha reforzado principalmente la categoría de joyería?

NRL: Sí, ¡porque me encanta! Considero que ponemos muchas emociones y mensajes en la joyería. Me permite decir cosas bastante sutiles. Pero estos son objetos que son fácilmente apropiados porque son joyas de fantasía. También son los precios más asequibles.

FNW: ¿Ha desarrollado otros accesorios?

NRL: Me gusta la moda en general. El calzado se ha vuelto muy importante también. Estas son las dos categorías que más he explorado frente a lo que hizo Clare Waight Keller (la anterior directora creativa de Chloé, que ahora trabaja en Givenchy, ndlr.). Pero también hago muchas bolsas. También me gusta la idea de los adornos. El calzado es una actitud, es la fuerza del movimiento, la forma en que nos levantamos y avanzamos. La silueta comienza allí.

FNW: ¿Qué es lo que más le inspira?

NRL: Las películas son una gran fuente de inspiración. Filmamos campañas publicitarias y tomamos fotos de capturas de pantalla. Partimos de la película para describir quiénes son estas mujeres Chloé, su naturalidad. El cine puede aportar fuerza al personaje. La fotografía podría hacerlo de una manera sofisticada, pero no sería del todo Chloé. El cine da profundidad al personaje y la ropa es más estilizada. Finalmente, hablamos más sobre la adecuación de la mujer y la forma de llevar la ropa, más que de la prenda en sí misma.

FNW: Ha estado en Chloé durante cuatro temporadas; ¿cómo han sido recibidas sus colecciones?

NRL: Bastante bien. Hay un cambio, porque, inevitablemente, propongo otro punto de vista. El cliente debe poder encontrarse y encontrar sus códigos. Todos nuestros socios están presentes e incluso hay nuevos, que llegaron a partir de la primera colección, como Dover Street Market.

FNW: Cuando llegó a Chloé, ya contaba con una gran experiencia. ¿Qué ha cambiado ahora que se ha convertido en directora artística?

NRL: Eso cambia mucho. Es, ante todo, un honor y una inmensa alegría. Pero hay dos diferencias principales. La primera es poder elegir a las personas con las que trabajo y crear una comunidad de trabajo. Trabajo mucho en tribus. Hay muchas personas que adoro y cuyo trabajo admiro, que se han convertido en amigos con los años, con quienes ahora puedo trabajar. Es muy satisfactorio poder armar tus propios grupos de trabajo. La segunda es poder hablar en mi nombre y, por lo tanto, pensar; es toda la parte mental.

FNW: ¿Eso significa que dar su punto de vista es algo importante?

NRL: Diseñar productos es algo que he hecho toda la vida, con Nicolas Ghesquière y para él en Balenciaga y luego en Louis Vuitton. Es una actividad en la que soy bastante fuerte. Por otro lado, nunca había hecho narrativa hasta entonces. No estaba en mi cultura. Hoy en día, la narrativa es tan importante como el producto. Tener que explicar una colección, por qué llegué a ella, ponerla en palabras, pensar sobre ella, darle sentido, buscar referencias literarias, etc. Es un trabajo increíble. Me ha brindado una nueva conexión con mis orígenes y pasiones.

FNW: ¿Cómo ha evolucionado el oficio de diseñador y el de director artístico?

NRL: En términos generales, el oficio ha evolucionado de diseñador a director artístico. El ritmo de las colecciones y los riesgos comerciales han cambiado mucho, el número de plataformas de comunicación ha aumentado. Hoy, cuando eres un director artístico, creo que eres menos un diseñador que hace 20 años. Antes teníamos más tiempo para centrarnos en el producto. No hacemos moda como hace 20 años. Tenemos más un rol de conductor de orquesta.


Natacha Ramsay-Levy durante la clase magistral organizada en Hyères - ph Dominique Muret

FNW: ¿No le hace falta centrarse en la creación pura?

NRL: No, porque es genial supervisarlo todo. En primer lugar, porque me gustan todas las categorías de productos. Zapatos, gafas... todo es divertido de hacer. Si pudiéramos inventar otros accesorios mañana, lo haría con alegría. Entonces es genial poder crear una imagen, contar una historia, crear el escenario de un desfile, pensar en la música. Me parece maravilloso poder comisionar artistas sobre diferentes temas.

FNW: ¿Qué piensa del mercado de lujo de hoy?

NRL: Creo que todo el mundo está un poco perdido hoy con respecto a lo que funciona y lo que no. En mi opinión, es muy claro que lo que funciona son cosas bastante fuertes e impactantes. No estamos en un momento sutil ni poético. Es justamente en un mercado bastante fuerte, lo suficientemente dinámico y brillante como el de hoy, donde Chloé debe encontrar su lugar, porque es una marca que juega más con la suavidad, la flexibilidad, la feminidad y una esencia etérea.

FNW: ¿Cree que las redes sociales han reforzado esta tendencia?

NRL: Tal vez. Las redes sociales han acentuado esta necesidad de visibilidad inmediata, lo que me parece bastante interesante. Al mismo tiempo, de repente, cada marca tiene una verdadera identidad propia y todos tienen su lugar también. Hay mucha creatividad en este momento.

FNW: ¿Cuál es el equilibrio entre la creatividad y las exigencias comerciales?

NRL: ¡Es un equilibrio que estamos buscando todo el tiempo! Con momentos dedicados a esta búsqueda y momentos para escuchar solo el instinto; de lo contrario nos perdemos en esa búsqueda. Intento programar mi calendario con días dedicados a la estrategia y al negocio, y días en que cierro las puertas, me quedo en mi estudio y trabajamos. Somos unos 12 en el equipo, más o menos.

FNW: ¿Siente mucha presión?

NRL: Todos sentimos mucha presión. Mucha. No voy a pretender que no la hay. Pero todos también son conscientes de que es imposible crear con demasiada presión. Soy una persona bastante abierta a la que le gusta trabajar en equipo. Además, soy bastante directa. Entonces, si hay demasiada presión, lo digo. Tienes que ser fuerte. Lo soy, porque también sé mis límites. Hay un momento en el que simplemente cierro las puertas y deben dejarme trabajar.

FNW: ¿Cuáles son sus próximos proyectos con Chloé?

NRL: Presentaremos la precolección en Shanghái. No la llamaría una colección crucero porque no somos una casa grande. No desplegamos medios extraordinarios como Louis Vuitton, Dior o Chanel. Así que es solo una precolección, que se realiza normalmente como solemos hacer, pero que presentaremos en China como un evento nacional, es decir, un evento realmente dedicado al público chino en un lugar que elegí y que me gusta mucho.

FNW: ¿Siempre quiso trabajar en la moda?

NRL: Cuando era adolescente, hacía mi propia ropa. Usaba mi manera instintiva de vestirme para expresarme. El impacto de un look es inmediato. En un segundo, ofrece una visión de tu personalidad. Creo que la moda siempre estuvo presente en mí, pero es algo que no asumía muy bien. Primero estudié historia africana en Jussieu y me encantó. Después de un largo viaje sola, en el que pasé tres meses en Malí, donde tuve tiempo para pensarlo, me pareció obvio: la moda era lo que tenía que hacer.

Traducido por Hernández Moya Sebastián

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - OtroLujo - Prêt-à-porterLujo - ComplementosLujo - CalzadoJoyeríaLujo - OtroDiseño
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER