Skunkfunk se transforma en SKFK al tiempo que prosigue con su ofensiva internacional

​Renovarse o morir. El manido dicho tiene aplicación, una vez más, en el universo de la moda y las marcas, como demuestra la firma española Skunkfunk, reconvertida ahora en SKFK e inmersa en un profundo proceso de rebranding.

Imagen de la colección de SKFK para el próximo otoño - SKFK / Facebook

El cambio rondaba en la cabeza del equipo de la firma desde hace ya unos dos años, según explica a FashionNetwork.com Maia Eder Curutchet, directora creativa de la marca y parte de la empresa desde hace más de una década. Pero no ha sido hasta este 2018 que la compañía se ha atrevido a dar el paso; y los motivos atienden tanto a razones de producto como puramente comerciales.

“La marca tiene una identidad muy fuerte y en los orígenes era algo más alternativa, pero hace ya unos años que hemos ido introduciendo cosas nuevas y el estilo ha ido evolucionando en algo más fashion y de boutique; las colecciones son más abiertas y versátiles, menos alternativas”, explica la diseñadora. Y añade que el nombre y la tipografía original de la firma ya no casan con el producto que SKFK lleva al mercado: “Cancelamos la línea de hombre hace cinco años y ahora nos centramos en las colecciones de mujer, por eso queríamos una tipografía y un nombre más femeninos”.

La vertiente comercial también tiene su peso en este cambio, pues los más de 20 años de trayectoria de la firma pueden funcionar como un freno para su crecimiento y expansión. “La gente conoce lo que era SKFK en sus orígenes, pero ha cambiado mucho. Queremos que los consumidores nos redescubran o descubran como una marca nueva”, apunta Maia Eder. 

Renovar la cartera de clientes, aparecer en el mercado como un producto nuevo y evitar que la experiencia sea una losa en lugar de un trampolín, esos son los objetivos últimos de este cambio de nombre en la otrora llamada Skunkfunk.

Ese cambio corporativo irá acompañado de una nueva estrategia de la firma, que apostará por crecer en el ámbito internacional, por abrir nuevos canales de distribución y por afianzar los terrenos ya conquistados. 

Por un lado, la marca renovará la imagen de todas sus tiendas a partir del próximo enero (el cliente final comenzará a percibir el cambio con el lanzamiento de la colección de verano de 2019). Por otro, ampliará su red de tiendas con dos aperturas y un traslado: inaugurará un establecimiento en Barcelona y otro en Berlín, donde ya contó con una tienda que después cerró, y cambiará la ubicación de su tienda en Pamplona. 

Imagen de la colección de SKFK para el verano de 2018 - SKFK / Facebook

La apertura de más establecimientos quedará como un objetivo para 2020, pues este año, además de lo anterior, la firma centrará esfuerzos en renovar su imagen en el punto de venta multimarca, su principal fuente de ingresos. “Aproximadamente, el 20% de nuestras ventas se hacen en nuestras tiendas propias, el otro 70% procede del multimarca”, explica la directora creativa.

Crecer online y afianzar Europa

SKFK no es ajena al potencial del comercio electrónico y está trabajando en el lanzamiento de su tienda online para Chile, un mercado en el que cuenta con una tienda propia y donde lleva más de un lustro presente. Además, estudiará poner en marcha su ecommerce para México.

Otro de los pilares estratégicos para SKFK es reforzar el mercado europeo. Tras España, los países en los que su volumen de ventas es mayor son Alemania, Bélgica, Holanda y Francia. Y este último está en el punto de mira de la compañía.

“En los últimos tiempos hemos ido decayendo ligeramente en Francia. Queremos que se nos vea como una marca nueva, despertar la curiosidad”, explica la creativa. Para conseguir ese objetivo, la firma estará presente con su colección para la primavera-verano de 2019 en la feria Who’s Next, que se celebrará el París a partir del 7 de septiembre.

Además, la compañía cuenta con nuevos agentes comerciales en las regiones de París y Aquitania para potenciarse en el país galo.

SKFK, que basa su proyecto empresarial en la moda sostenible y en la innovación textil, continuará apostando por esta filosofía con su nueva etiqueta. Ahora mismo está centrada en la producción de fibras textiles a partir de prendas recicladas y tiene como reto ofrecer moda sostenible (de bajo impacto medioambiental en todos los procesos de la cadena de producción) a precios accesibles para el consumidor.

SKFK, nacida en los años 90 y con sede en Lezama, en el País Vasco, está hoy presente en 38 mercados, cuenta con 25 tiendas propias y vende sus colecciones a través de más de 600 puntos de venta multimarca.

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterDistribución
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER