El gobierno y los empresarios buscan solucionar la informalidad laboral

Según información oficial de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines, cerca del 40% del total de los empleos textiles de Colombia corresponden a puestos informales. “Los volúmenes concentrados de producción no permiten contrataciones permanentes en las plantas, sino temporales”, asintió Carlos Eduardo Botero, presidente de Inexmoda; situación que propicia la informalidad. Los empresarios y el gobierno trabajan por formalizar puestos ya que la industria se está viendo afectada. Entretanto, los trabajadores en Colombia han perdido el interés a ser empleados.


Archivo

Cerca de 300.000 personas trabajan en el 2017 en negocios textiles o afines por canales propios, bien sea puestos informales o talleres clandestinos. Este formato laboral priva a los trabajadores de seguridad social y continuidad para la jubilación, sin embargo, es el de mayor crecimiento en el país con un 18% más en los últimos 5 años. 

“Un salario mínimo con todas las de la ley no es suficiente para mantener una familia. En empresa, las costureras tienen horarios y no pueden cuidar a sus familias. Nosotros nos hemos unido, hemos comprado maquinaria y ofrecemos maquilas por debajo de cuerda a las empresas. Nos pagan al día y por prenda. En menos días de trabajo ganamos más”, confió a FashionNetwork Jhon Jairo Morales, jefe de una asociación clandesitina de talleres textiles en el centro de Cali. 

Según han manifestado los gremios en sus audiencias públicas, las garantías ofrecidas por el gobierno y los industriales ya no son suficientes para la fuerza laboral.

Asimismo, según información publicada por la ANDI, la industria textil en Colombia es uno de los sectores con salarios más bajos. Las pymes no logran competir en precios con los talleres clandestinos formados por antiguos empleados y terminan por desestabilizar el mercado por medio de la competencia desleal en precios. 

Copyright © 2017 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

TextilIndustria